Si estás leyendo esta carta, estoy seguro que compartes mi misma pasión: la fotografía!

Desde pequeño (a los 7 años) me volví loco al ver que había una maquinita que te permitía capturar los momentos, y fue así como con una cámara de película de disco (no duró mucho tiempo esa tecnología) me puse a tomar muchas fotografías del cielo (otra de mis pasiones!) por lo que me acabé en una tarde todo un disco de película (solo le cabían 15 exposiciones), aunque mi mamá no lo tomó a bien! Fue la primera vez que quedé cautivado por la fotografía.

Una vez me gradué de la secundaria dejé atrás, temporalmente, mi sueño de la fotografía, por estudiar una carrera “segura", así que estudié Economía y Negocios. Luego de trabajar unos años me fui becado a cursar un MBA, proceso que disfruté mucho.

Sin embargo una frase me hizo evaluar y tomar otro camino: “Si no vives como piensas, terminarás pensando como vives". Y fue así que me di cuenta que aunque estaba bien, no estaba cumpliendo mi sueño, por lo que decidí cambiar mi rumbo y estudiar y dedicarme a la fotografía.

Los inicios no fueron fáciles, pero en pocos años ya había logrado hacer un nombre como fotógrafo comercial, y sin esperarlo comenzaron a surgir personas que conocían mi trabajo y que querían aprender conmigo….. y como una cosa lleva a la otra, en el 2009 comencé a imparter mis cursos de fotografía en la Escuela de Comunicación Mónica Herrera (La mejor escuela de comunicación en mi país).

Nunca imaginé que iba a disfrutar tanto el proceso de enseñanza (incluso más que el de aprendizaje!) y con orgullo puedo decir que en estos 6 años que tengo de enseñar fotografía le he abierto un mundo nuevo a cientos de fotógrafos que hacen de la fotografía su mayor hobby (de todas las profesiones y edades), así como también he guiado a muchos fotógrafos que ahora hacen de la fotografía su forma de vida. (más de alguno se cambió de profesión!)

La fotografía ha cambiado mi mundo, me ha dado la oportunidad de ganar muy bien (mas de lo que ganaría con mi profesión previa!), de tener horarios flexibles (en las temporadas bajas viajo todo lo que puedo!) y de conocer lugares y personas que jamás hubiera conocido si la fotografía no me hubiera expuesto a todo este mundo. Definitivamente, si no me dedicara a la fotografía, mi vida se encontraría con un vacío difícil de llenar.

La fotografía evoluciona y también lo hace su enseñanza, y es así como decidí emprender en la creación de una Escuela en Línea, para poder brindar a los hispanoparlantes los mejores cursos, pero sin limitantes geográficas o de horarios.

A mi me tocó aprender fotografía de la manera difícil (el contenido está esparcido por demasiados medios), pero he visto cómo mis cursos pueden, en pocas horas, enseñar a mis alumnos más de lo que han aprendido durante varios años por sus propios medios.

Te invito así a formar parte de www.estudioguti.com ya sea por medio de nuestros cursos gratis o pagados; en ellos aprenderás de la manera más entretenida (y más al grano!) todo mi conocimiento y experiencia en fotografía.

La fotografía no tiene porqué ser difícil!

La fotografía no tiene porqué ser aburrida.

Tampoco la fotografía debe de ser a medias!

Inicia tu aprendizaje este día en Estudio Guti y descubre al mejor fotógrafo que hay en ti.

No dudes en escribirnos con tus preguntas y sugerencias a: soporte@estudioguti.com